Arboreto Lussich un bosque único en el mundo

En el año 1896, un empresario naviero llamado Antonio Lussich (1848-1928) compró un montículo rocoso que en forma de ballena se introducía en el mar y los terrenos áridos que lo circundaban, pagando por la hectárea el valor de una cajilla de cigarrillos. En ese páramo que desolado miraba al mar, plantó al comienzo pinos, tamarices, eucaliptos y acacias, para establecer un cerco contra el viento marítimo. Al abrigo del mismo, luego fue plantando otras especies más exóticas como araucarias, robles, cipreses, abedules, álamos, abetos, arces, magnolias, alcornoques, el árbol del alcanfor, así como otros autóctonos, tales como ceibos, sauces, coronillas, lapachos y ñandubay.La siembra de este hombre, que además trascendió como poeta y escritor, en especial por su libro Los tres gauchos orientales, considerado como antecedente del Martín Fierro de José Hernández, puede ser visitada en Punta Ballena, donde se le conoce como Arboreto Lussich.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *