palacio-salvo

Palacio Salvo

Fue en su momento el edificio más alto de América del Sur y el más grande del mundo construido con hormigón armado.

Tan emblemático como el cerro que le dio nombre a la ciudad, desde su construcción e inauguración en los años veinte del siglo pasado, el Palacio Salvo, ubicado en la Plaza de la Independencia –la más céntrica e importante de Montevideo es considerado un símbolo de la capital uruguaya. La magna obra fue encargada por el industrial uruguayo Ángel Salvo y de allí su nombre al arquitecto italiano Mario Palanti, quien había construido el Palacio Barolo, en la ciudad de Buenos Aires, con el propósito de montar allí un complejo comercial y hotelero. Para que esto fuera posible, se debieron demoler varios edificios que se encontraban en ese solar, entre ellos el del café La Giralda, donde la orquesta argentina de Roberto Firpo, en 1917, estrenó el tango La Cumparsita, del uruguayo Gerardo Matos Rodríguez, apodado El Becho. Considerado como un verdadero himno nacional y de la música típica del Río de la Plata, La Cumparsita es el tango universalmente más conocido y del que se han grabado más versiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *