Palacio Taranco

Este Palacio, uno de los ejemplos más representativos de la vida del patriciado montevideano de comienzos del siglo XX, es, además de museo, sede de la Academia Nacional de Letras y de la Comisión Nacional de la UNESCO.

A pocos metros de la plaza se encuentra el Palacio Taranco, donde en 1925 se alojó el entonces Príncipe de Gales, Eduardo VIII, futuro Rey de Inglaterra que abdicaría del trono por amor a una plebeya. Convertido hoy en Museo de Artes Decorativas, el palacio fue construido por los arquitectos Girault y Chifflot por encargo de los hermanos Ortiz de Taranco. De estilo ecléctico a lo Luís XVI, su construcción recuerda la de le petit hôtel del clasicismo francés del siglo XVIII e incluso sus muebles, diseñados por los arquitectos proyectistas, fueron encargados a París. En 1979, el palacio fue testigo de la firma del Acta de Montevideo que puso fin por mediación del Papa al conflicto entre Argentina y Chile por el Canal de Beagle.