Catedral Metropolitana de Montevideo

También llamada Iglesia Matriz, fue la cuarta y definitiva sede de la catedral montevideana. Iniciada en 1790 por el ingeniero de origen portugués José Custodio de Sa y Faria, fue terminada por el arquitecto Tómas Toribio en 1804, año de su solemne inauguración. Es, junto a la Fortaleza del Cerro, el Cabildo y el Hospital Maciel, uno de los cuatro edificios de la época colonial que se conservan en la ciudad de Montevideo. Tres grandes aberturas, con arcos de medio punto permiten el acceso al recinto. En el cruce de la nave principal y el transepto se levanta la cúpula de más de 42 metros. En el lado derecho de la nave se encuentra la Capilla del Santísimo y el Baptisterio. Como hecho a destacar, en el interior de la iglesia se expone el libro original de bautismos con la partida de nacimiento del prócer nacional José Gervasio Artigas. También yacen aquí inhumados los restos del general José Antonio Lavalleja, caudillo de los Treinta y Tres Orientales, y los del primer Presidente de la República, general Fructuoso Rivera.