La cuna del Tango

Los estudiosos que dedicaron parte de su vida a investigar sobre los orígenes del tango nunca pudieron establecer con claridad, si esa música cadenciosa, nostálgica, que rompiendo viejos tabúes logró que la mujer se juntara a su pareja para fundirse en un sensual abrazo, nació en Montevideo o en Buenos Aires, los puertos del Río de la Plata, en los que recalaban los inmigrantes europeos a fines del siglo XIX. Sobre lo que no existen dudas, en cambio, es que se comenzó a escuchar y bailar en los prostíbulos que estaban próximos a esos puertos, a los que acudían los marinos y malevos para disfrutar en buena compañía sus ratos de ocio. De allí el tango pasó a las academias, luego a los salones, y después, ya en los comienzos del siglo XX, cruzó los mares para conquistar Europa. Muchos músicos, poetas y cantores uruguayos realizaron aportes importantes para que el tango tuviera la difusión internacional de la que goza actualmente. No obstante, por sobre todos ellos, se destaca la figura de Carlos Gardel, el más célebre cantor de tangos de todos los tiempos, nacido en Tacuarembó el 11 de diciembre de 1883 y muerto en un accidente aéreo en el aeropuerto de Medellín (Colombia), el 24 de junio de 1935. En su ciudad natal un museo recuerda la figura del artista y todos los años, en la última semana del mes de junio se celebra allí un festival de tango, con participación de los mejores exponentes del género. También en suelo uruguayo nacieron Gerardo Matos Rodríguez, el autor del tango “La Cumparsita”, considerado el “himno de los tangos” y el maestro Francisco Canaro, cuya orquesta típica ostenta el mayor número de registros discográficos. Otro uruguayo, Alfredo Gobbi, junto con su esposa, Flora Rodríguez y al cantor y compositor argentino Angel Villoldo, fueron los pioneros en difundir esta música en Europa. El primer tango que se escuchó en Francia, en el año 1905, fue “La morocha”, del músico uruguayo Enrique Saborido, quien años más tarde, en su segundo viaje a París, instaló la primer academia europea de baile de tango. En Montevideo, todos los años, durante el mes de octubre, se realiza el festival “Viva el Tango”, donde la música típica rioplatense se ofrece en conciertos en teatros y escenarios barriales, ejecutada por las mejores orquestas y gana las calles de la ciudad para que, como dice un tango: “la bailen los muchachos”.