Teatro Solis

A pocos metros de de la Puerta de la Ciudadela, donde muere el centro comercial y comienza la Ciudad Vieja, se encuentra el Teatro Solís, la sala de espectáculos teatrales y operísticos más importante del país, que fue reabierta al público en 2005, luego de haber sido restaurada, proceso que llevó varios años. Construido en diversas etapas, primero su sala central y luego sus alas, el teatro funciona como tal desde la segunda mitad del siglo XIX y han pasado por su escenario las más importantes compañías teatrales, orquestas sinfónicas y solistas del mundo en gira por América del Sur. El público uruguayo está considerado como uno de los más exigentes del mundo, a tal grado, que el gran tenor italiano Enrico Caruso fue silbado en una de sus varias actuaciones en Montevideo (1916),
la noche en que un gallo, en medio de un agudo, le jugó una mala pasada a sus cuerdas vocales.